DESCUBRE BARACOA EN CUBA EN CASA PARTICULAR

alejandro-de-humboldt-national-park-_foto_4gressHoy nos alejamos de las costas más turísticas y concurridas de Cuba para adentrarnos en la riqueza medioambiental de la Isla a través de los distintos Parques Nacionales.

5.746 kilómetros de costa, 289 playas naturales y uno de los arrecifes de coral más extensos del mundo, que acoge a unas 900 especies de peces y 410 tipos de esponjas y variedades de coral, conforman el paraíso marino de la Isla de Cuba. Submarinistas de todo el mundo visitan el país para descubrir la riqueza de sus aguas cristalinas. Además hay una Cuba de interior, que se disfruta tierra adentro, entornos naturales únicos en los que lo salvaje se mezcla con los colores de las plantaciones de cocoteros, de caña de azúcar, de tabaco, cacao y café.

Nos perdemos en la provincia de Guantánamo, concretamente en Baracoa, el más antiguo asentamiento de la Isla después de la llegada de los colonizadores españoles. Baracoa, Monumento Nacional, fue la primera capital y el primer obispado de la Isla. Situada entre los ríos Macaguanigua y Miel, ofrece a sus visitantes cascadas naturales, como el Saltadero y sus 17 metros de altura, y las montañas del Yunque o de la Bella Durmiente, nombres que describen las similitudes entre las formas caprichosas de sus montañas y la silueta de una joven tumbada o de la tradicional pieza de herrería.   Al parecer el nombre de la ciudad proviene de la lengua aborigen y significa ‘presencia de mar’ en alusión a su esencia marina. Una costa en la que yacen sus montañas y dónde se funden sus ríos. OLYMPUS DIGITAL CAMERA Cerca de Baracoa se encuentra uno de los espacios naturales protegidos más representativos de Cuba, que ha sido declarado Patrimonio Común de la Humanidad por su valor medioambiental. El Parque Nacional Alejandro de Humboldt, con una superficie de 700 km² que se extiende por las provincias de Holguín y Guantánamo y que toma el nombre del científico alemán que visitó la Isla en el año 1800.   También en este parque nos cautivan los ríos de aguas cristalinas y sus cascadas espontáneas. El parque acoge 16 de las 28 especies endémicas de Cuba. Y un 2% de las especies de la flora del planeta. Aquí habitan cotorras, carpinteros reales, gavilanes, cateys, manatíes, anfibios, reptiles, peces… y también el curioso almiquí, un mamífero insectívoro de hábitos nocturnos.

Una naturaleza que combinada con los alojamientos familiares hacen del viaje a Cuba una experiencia única… proponemos por una vez olvidarse de los hoteles y  los resorts del todo incluido en la playa. Para convivir el día día, al auténtico son cubano en casas particulares. Probando las comidas familiares, y compartiendo veladas musicales en familia hasta que el cuerpo nos pida descansar para levantarnos al día siguiente con el desayuno energético de la abuela, dispuesto a salir a explorar la selva en una nueva jornada mágica en Cuba…

¿Te vienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *