EL COYOTE Y CORRECAMINOS… EN UTAH

El coyote y correcaminos, esos dibujos animados de nuestra infancia, en los que el coyote nunca se cansaba de perseguir al odioso correcaminos por los desiertos de los Estados Unidos,… tendré una vena de solidaridad con el villano, porque en teoría el malo era el coyote, que inventaba infinidad de tretas para capturarlo, los artilugios más extravagantes …pero nada, que nunca lo conseguía. Y al final el dichoso pajarraco siempre se salía con la suya, y lo que es más, conseguía que el pobre correcaminos se convirtiera en víctima de sus propias trampas.
USA-wile_e__coyote_and_road_runner_by_xxgdogg17xxY el correcaminos venga a corretear con su aire ‘atolondrado’ de pájaro resabidillo, y con el sonidito ese del bip-bip… a ver si es que era un robot con pilas ’Duracell’.

El caso es que años después, estaba yo recorriendo el Oeste americano, perdida en sus interminables desiertos llenos de picos solitarios, y arcos de formas caprichosas esculpidos con el tiempo, el aire, la lluvia… y sentí que viajaba de nuevo a mi infancia, y que me veía inmersa en uno de esos capítulos del Coyote y Correcaminos.
USA_6058Y es que fueron precisamente los paisajes de Utah, con sus arcos y sus pináculos de tierras rojizas, y sus atardeceres eternamente naranjas, los que sirvieron de escenario de aquellos dibujos. Y por tanto ni los paisajes, ni los personajes protagonistas fueron inventados. Tanto el coyote como el correcaminos son caricaturas de animales que existen realmente.

El coyote, ya nos imaginábamos, es de la familia del perro, el zorro y el lobo, y abunda en esta zona de Estados Unidos. De hecho sólo habita en América del Norte y Central. Su altura media es de 60 centímetros. Es verdad que a veces ataca aves, aunque su dieta se basa principalmente en pequeños roedores, conejos, ratones o ardillas…
coyote-usa
Pero… ¿y el correcaminos? Su nombre está traducido literalmente del inglés ‘roadrunner’, y resulta que sí, que este animal existe y habita en Estados Unidos y en México, no es un avestruz pero se parecen, auqnue en mucho menor tamaño. Su característica es que prefiere correr a volar, y es capaz de alcanzar grandes velocidades, hasta los 32 km/h. Aunque no dudará en acabar volando si es necesario para escapar de los depredadores, como del famoso coyote. El tamaño del correcaminos oscila entre los 45 y los 56 centímetros, muy en línea con el tamaño del coyote. Aunque si alguna licencia se permitieron los guionistas de los dibujos fue el sonido que emitía el correcaminos, que no es “bip-bip” ni nada parecido.
USA-maxresdefault_SnapseedEn un recorrido por los desiertos de Utah, California, Colorado o Arizona, no es difícil ver coyotes… lo del correcaminos es otra historia, no se dejan ver con facilidad, pero si tienes paciencia lo verás, eso sí no intentes atraparlo si no quieres acabar debajo de una gran piedra colorada en mitad del desierto… oyendo de fondo ¡bip-bip!

Pero… ¿no son más bonitos en la vida real? ¿Y no sería una sorpresa verlos pasear juntos? Y porqué no 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *