GAETANO SCOLLO, FOTOGRAFíA EN LA FIESTA DE LOS MUERTOS, MéXICO

LA FIESTA DE LOS MUERTOS EN MÉXICO SE VIVE DIFERENTE

Gaetano Scollo (1968), fotógrafo siciliano y viajero incansable, nos cuenta algo de sí mismo y de su pasión por los viajes y la fotografía en una pequeña entrevista. Es autor del libro Trazzera (2015) y ha sido galardonado con muchos premios fotográficos a nivel internacional, además exponiendo sus obras en Italia, Estados Unidos y Francia. Hoy vive en Rochester (Nueva York) y sigue trabajando con la fotografía, sobre todo con la fotografía de tipo social.

Gaetano, acabas de publicar tu libro fotográfico Trazzera. ¿Qué te ha llevado a juntar tus viajes y tus fotografías bajo el término siciliano que indica una calle de campo sin asfaltar?
La palabra trazzera pertenece al dialecto siciliano e indica una calle rural, un camino que tiene orígenes antiguos. En la época prehistórica los primeros habitantes de Sicilia construyeron calles nuevas para comunicar las diferentes partes de la isla, calles que también los griegos usaron y que hoy siguen siendo parte de nuestro sistema viario. Trazzera es un camino no solo físico sino también experiencial, es la metáfora de mi camino de vida, hecho de viajes, conocimientos y fotografía. Cada viaje es una etapa de mi trazzera, una etapa hacia el conocimiento de la diversidad, ese elemento que considero tan enriquecedor. Mi objetivo es contar el mundo como nadie lo cuenta, documentando la dignidad de aquellos que casi siempre se quedan invisible a los ojos de los demás. De esto se alimenta mi alma.

¿Tu pasión para los viajes nació junto con la pasión para la fotografía o fueron dos amores independientes que se juntaron en un momento de tu vida?
La fotografía siempre ha vivido dentro de mí, recibí mi primera cámara cuando cumplí doce años y a partir de entonces nunca lo dejé. Las ganas de contar lo que nunca suele contarse nació conmigo. Mis estudios han sido una consecuencia de mi amor para la fotografía y de mis ganas de conocer lugares y gente lejanos de mi realidad; por esta razón decidí frecuentar la Facultad de Letras de la Universidad “La Sapienza” de Roma, y precisamente el curso de estudios demo-etno-antropológicos. La documentación a través de la fotografía y los viajes pertenecen a la misma necesidad de descubrir el mundo.

¿Cuál es tu principal inspiración a la hora de elegir un paisaje, una persona o un objeto para tus fotografías?
Prefiero la documentación etnográfica con respecto a los paisajes y, por consiguiente, contar las historias de los lugares más que los lugares en sí mismos. Eligir las historias de la gente, en las zonas en las que viven es la razón y el objetivo de mi fotografía. Vivimos en una sociedad consumista que se basa en principios estéticos superficiales y efímeros; pienso que contar la cotidianidad de los que no tienen voz ni visibilidad significa restituir valor a lo que considero la esencia primera de la vida misma. Encuentro belleza en cualquier gesto, rostro o escena cotidiana de la gente común. La elección del B/N en mis fotos es una consecuencia directa. Como decía Wim Wenders: “en la fotografía o en mis películas el blanco y negro representa el alma de la gente, mientras el color la exterioridad, la realidad”. Yo quiero representar el alma.
Mejico-calaveraEn octubre acompañarás a un grupo de viajeros de Mint 57° en México. ¿Cuáles son las actividades que organizas durante un viaje con un grupo de fotógrafos? En el caso de México, ¿cuáles serán las etapas del viaje que les permitirán ver y fotografiar lo mejor del país?
El viaje a México es uno de mis favoritos en absoluto porque nos dará la posibilidad de conocer de cerca este país increíble y sus mil caras. Desde la metrópolis de Ciudad de México hasta los canales Xochimilco, desde las ruinas de las Piramides hasta la movida nocturna y sus mercados únicos en todo el mundo… Pero la unicidad mejicana que tendremos la suerte de documentar será la Fiesta de los Muertos, uno de los ejemplos más vivos del sincretismo religioso y cultural de este país, nombrado también “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad” por la Unesco.
Nos iremos a Oaxaca, lugar en el que esta tradición sigue siendo viva entre su gente. Visitaremos algunas comunidades rurales para documentar y vivir con ellos la cotidianidad, lejos de las rutas turísticas comunes. El viaje será también un taller de fotografía de viaje y de documentación, revisaremos las reglas esenciales de la fotografía y del enfoque antropológico en la documentación fotográfica.
A menudo miraremos las fotos que iremos haciendo y hablaremos juntos sobre la técnica, para alcanzar los resultados que queremos. Aprenderemos a conocer bien nuestra cámara y utilizarla en la mejor manera posible; además empezaremos a conocer también las herramientas de la postproducción fotográfica con Camera Raw y Photoshop.
Y traed vuestra cámara analógica con rollo si la tenéis, porque yo tendré la mía. Os espero, ¡nos vemos en México!