MADHYA PRADESH, A LA INDIA CON LOS TIGRES DE BENGALA

Muchos destinos a lo largo y ancho del mundo se alimentan en nuestra imaginación guiados por los tópicos, por ideas preconcebidas de lo que hemos visto o leído indirectamente. Y no hay nada como encontrarse con la verdadera realidad de un lugar para comprender muchos porqués.

La India es uno de esos destinos lejanos llenos de tópicos que te animo a desmontar. La verdadera India, te aseguro, es otra.
India-1La cultura hindú es espiritual y trascendente, sí, pero también es emocional, orgullosa y consciente de su pasado y de sus miles de tradiciones, esas que a pesar de una población tan diversa integran en su día a día con total naturalidad.

En India sienten debilidad por su naturaleza, por sus santuarios, por muchos monumentos originales que hablan de sensualidad y de sincretismo, de sentido práctico, y de un gusto por la vida -…y por la otra vida- que desarma muchos de esos tópicos y leyendas.

Y de entre sus muchos animales, los que aún sobreviven en sus selvas están sus tigres de Bengala, viajar a Madhya Pradesh representa una oportunidad para conocer esa otra India más natural, más rural, más conectada con sus orígenes. En los Parques nacionales descubriremos a los tigres de Bengala entre su variada fauna, entre templos y ciudades fuera de los circuitos turísticos. Los entornos naturales, las fortalezas y los edificios singulares repartidos por el estado de Madhya Pradesh.

Los tigres como hilo conductor de un viaje único. ¿Tigres? Sí, tigres. Descubiertos a través de un safari de observación en su hábitat natural será un acontecimiento excepcional, por la  naturaleza misma de estos animales. Los tigres son animales solitarios que vagan de manera independiente, los machos en su territorio, las hembras ocasionalmente con sus crías. Sólo se les puede ver en grupo en el momento del apareamiento o cuando los machos se encuentran fortuitamente, y da paso a un despiadado espectáculo.

Los parques nacionales de Bandavgarh y de Kanha en Madhya Pradesh son dos referencias de naturaleza salvaje a nivel mundial. El primero por su extraordinaria biodiversidad, y el de Kanha, al sureste de Delhi, porque es uno de esos lugares donde los avistamientos son previsibles y representan una oportunidad para descubrir a estos animales en su medio natural sin interferir. Un animal excepcional de la reserva es ‘Munna’, un enorme macho dominante, que es también símbolo del parque.

Kanha es el santuario de los tigres de Bengala, que conviven en un área natural poblada de bambús, tapizada por prados y recorrida por barrancos. Un medio natural que le sirvió de inspiración a Rudyard Kipling para escribir ‘El Libro de la Selva’.
india-tigre
Entre tanta belleza natural se encuentra una arquitectura muy original. Como la fortaleza de Orchha un conjunto excepcional construido en tiempos en los que Miguel Ángel pintaba la Capilla Sixtina. Se trata de un palacio fortificado, levantado tras unas murallas y sobre una isla de río. Un palacio que su rajá y primer constructor no pudo ver terminado porque murió cuando intentaba salvar a una vaca sagrada de las fauces de un tigre. Tal como lo cuento.

El diseño de los edificios nos cuenta más, la historia turbulenta de los rajás hindúes para mantener su poder, pero también mucho de su habilidad diplomática. Sus jardines y su decoración suntuosa y sensual tenían como objetivo agasajar a los grandes emperadores mogoles de la frontera y colaborar en el mantenimiento de las alianzas.

Y ya que hablamos de sensualidad, no podemos pasar por alto otro lugar único en la India, los templos de Kajuraho, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y un mito por sus características. Se trata de una colección de templos religiosos, de los siglos X al XII, muy alejados de la ritualidad del río Ganges, y que ofrecen una decoración sorprendente. Representaciones de dioses, de héroes, de músicos y de danzantes, figuras en escenas y posturas eróticas explícitas, lo llaman el Templo del Kamasutra. Escenas que decoran abiertamente los frisos y exteriores de los templos que fueron descubiertos en el siglo XIX después de que la selva los hubiera hecho desaparecer en un lento abrazo verde.
India-Kahurajo
Otra fortaleza excepcional es la de Gwailor, una ciudad de impronta militar, a la que las guías británicas siguen llamando ‘la Gibraltar india’. Su excepcionalidad es por una curiosa combinación sincrética. Decoraciones chinas que nos hablan claramente de la permeabilidad de la cultura hindú. Otro de los atractivos del lugar es su localización, la fortaleza se levanta sobre una loma inaccesible, y las vistas de Gwailor y de toda la comarca circundante resultan espectaculares.

Ningún viaje a la India resulta completo sin una visita a uno de los iconos de la arquitectura hindú de todos los tiempos. El Taj Mahal, la impresionante tumba de un emperador mogol a la memoria de su esposa favorita fallecida en el momento de su decimocuarto parto. Una obra levantada por no menos de 20.000 obreros, en mármol blanco, y con un aire romántico que resiste al paso del tiempo.
India-Taj-mahal ¿Es el Taj Mahal una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo? Para mí sin duda, el halo romántico que le envuelve a cualquier hora del día, en cualquier clima, ya haga sol o llueva sobre sus paredes eternamente blancas, con el color que toma en los diferentes momentos del día, ya de mañana, de tarde o al ocaso… es sobrecogedor.

Si quieres verlo por ti mismo, si te seduce esta experiencia nada como lanzarse a recorrer La India más viva, más natural, más mágica y al tiempo real.. te está esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *