VALLE DE KATHMANDú, UNA AVENTURA DE ALTURA EN MUSTANG

Recorriendo el mágico Valle de Kathmandú

Nuestro próximo destino de turismo sostenible es Mustang, al norte de Nepal, dónde recorreremos a pie caminos de alta montaña, rodeados por las cimas más altas del mundo, para ir descubriendo todas las particularidades de este terreno escarpado y sagrado.

Pero antes de iniciar nuestra aventura a 3.500 metros de altura, tomamos aliento en el valle de Kathmandú, un lugar en el que se multiplican los reconocimientos de la UNESCO a sus valiosos elementos arquitectónicos y patrimoniales, propios y característicos de la cultura nepalí.
Mustang-nepal

Rodeado por las imponentes cimas del Himalaya, el valle de Kathmandú es el epicentro bullicioso del Nepal, su puerta de entrada y dónde mayor población se concentra.

En esta región se conservan más de un centenar de monumentos de gran valor, entre ellos, importantes lugares de peregrinación para budistas e hinduístas que, a pesar del bullicio exterior, son verdaderos remansos de paz y emanan una energía que empapa.
Katmandu-nepalLos templos sagrados del valle de Katmandú, las imponentes estupas, los bellos palacios, las numerosas deidades esculpidas en piedra y las humildes viviendas de sus moradores, conviven en un paisaje considerado por muchos viajeros como uno de los más bellos y fascinantes de todo el planeta.

Grandes ciudades, como la propia Kathmandú o la bella Lalitpur (Patan) y pequeños pueblos salpicados entre cultivos de arroz, de mijo y de trigo, comparten estas tierras fértiles y transitadas que durante siglos se fueron constituyendo en torno a la ruta comercial que unía el Tíbet, China y la India.
Nepal_Mustang3

Pero por encima de esta gran belleza natural y de este gran legado patrimonial que nos cautivan nada más poner los pies sobre esta tierra mística, son sobre todo sus gentes las que hacen único este enclave.

Gentes amables, de espíritu tranquilo y sosegado, siempre dispuestos a ofrecer una sonrisa y a abrirse al viajero. Sus rostros de piel curtida por el aire y el sol de las alturas y sus profundas miradas reflejan una gran sabiduría, una sabiduría que incluso, encontramos en los ojos de los niños.

Nepal-Schermata-2014-03-14-alle-23.04.34

El valle de Kathmandú ha sido cruce de caminos de las antiguas civilizaciones de Asia y hoy es destino obligado para viajeros de todo el planeta. Pero a pesar de ello, conserva intacta toda su esencia y lo hace precisamente por la integridad de sus habitantes, por ese arraigo a sus creencias y sus tradiciones, y por esa forma particular de entender la vida.

Merece la pena detenerse en alguna de las ciudades o aldeas de este valle sin prisa, y sentarnos a contemplar el día a día de estos pueblos que tienen tanto que enseñarnos, porque sin duda, en este mágico Valle de Kathmandú están en posesión del secreto de la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *