TREKKING POR STROMBOLI

Una aventura de película en las Islas Eoleas

Surcar en velero las aguas del Mar Mediterráneo, entre islas volcánicas, llegar a puerto, y pasear los pueblos de casas encaladas. Hoy nos vamos a hacer trekking en Stromboli.

Nos espera una ruta diferente por tierras de lava y fuego. Pisamos la isla de Stromboli temprano, cuando el día despierta en el puerto, ajetreado entre pescadores y vendedoras. Tomamos fuerza con un energético desayuno italiano a base de productos típicos, mientras observamos la cima de la isla, el cráter de Stromboli.Iniciamos el ascenso por una de las laderas del volcán Stromboli acompañados por un guía. Pero en el camino hacia el cráter vamos a disfrutar de los encantos de esta isla que, según cuenta la leyenda, daba cobijo al palacio real de Eolo, hijo de Poseidón. Esta es  la misma isla en la que termina el Viaje al Centro de la Tierra de Julio Verne y dónde ponían sus miras navegantes de todos los tiempos, al constituir un verdadero faro natural con sus constantes vómitos de fuego.

La isla de Stromboli -Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO- apenas supera los 500 habitantes. Sus dos únicos pueblos son Stromboli y Ginostra. Este último, al suroeste de la isla, muestra aún las huellas de una de las últimas erupciones del volcán.

También visitamos los vestigios de la necrópolis griega que se conserva en la isla y un campo de olivos centenarios.viaje alternativo a Sicília y EoliasSerán cinco horas de camino que van haciendo crecer nuestra emoción a medida que se van escuchando cada vez con mayor intensidad los rugidos de la tierra, y se va acentuando ese característico olor a azufre. El cráter del Stromboli se eleva hasta casi mil metros de altura sobre el nivel del mar. Y dentro del mar, tiene una profundidad que supera los dos mil metros.La Sciara del Fouco -el río de fuego- es el nombre que recibe la ladera del volcán que cae sobre mar, un imponente acantilado por el que caen lava, rocas y cenizas creando un espectáculo realmente único del que disfrutar al anochecer desde el velero.

Pero ya estamos arriba, llegamos entre riscos y rocas de piedra volcánica, un paisaje agreste, duro, labrado durante siglos de vómitos de la tierra. Desde allí la imagen es totalmente diferente. La piedra volcánica y la ceniza del camino nos hacen imaginar un entorno extraterrestre y nos estremecemos cada 15 minutos con los rugidos de las tripas de este tremendo volcán. Nunca imaginé paisaje igual… y eso que he ascendido a muchos cráteres de volcán, algunos activos, otros no. Pero Stromboli es realmente inquietante, estar tan cerca de esta gran boca de fuego, sentir tan de cerca la fuerza de la tierra… a nuestros pies.viaje de aventura por Sicilia isla de StromboliYa solo nos queda bajar, y relajarnos en una de sus playas de arena negra y de esta sensación única de bañarse en estas intensas aguas de fondo volcánico. La excursión ah sido apasionante, y ya en la seguridad de la orilla observo lejanos los cambios de humor del Stromboli… Allí donde Bergman y Rossellini forjaron un amor de fuego y pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *