UN VIAJE FAMILIAR EN BICICLETA POR LA TOSCANA

El placer de recorrer con los niños esta región llena de Historia

La sensación de libertad que nos proporciona la bicicleta por estos caminos de bellos paisajes y grandes historias es enorme. Los niños están disfrutando muchísimo – ellos nunca se cansan y no hay camino que se les resista – y para nosotros supone una experiencia única poder recorrer la Toscana sobre dos ruedas con ellos.
Nos decidimos a hacer este viaje en familia a la Toscana porque teníamos ganas de conocer estas tierras de paisaje mediterráneo, su riqueza natural, patrimonial y cultural, a un ritmo relajado. Estábamos seguros de que sería un buen destino para disfrutar con los niños, y no nos hemos equivocado.
El Parque de Maremma, en el sur de la Toscana, con el Monte dell’Uccellina bordeando la costa y con su densa vegetación, nos ha regalado imágenes y experiencias inolvidables a los cuatro. Por caminos bastante llanos, ondulados por colinas, las pedaladas se suceden sin esfuerzo, permitiéndonos disfrutar del paisaje y de la brisa del mar Tirreno y, a la par, de una actividad muy saludable.
un-viaje-a-la-toscana-en-familia
Estamos en un pequeño microcosmos, que se escapa de la rutas turísticas convencionales y que es sin duda un paraíso para botánicos, biólogos, historiadores y excursionistas ocasionales. También para los niños está siendo su destino soñado, unas verdaderas vacaciones sobre ruedas, con sol y playa, castillos medievales, arrecifes coralinos, marismas costeras, bosques… y una rica gastronomía a la que no se pueden resistir y que devoran después de tanto ejercicio.
La costa Etrusca también nos ha dejado fascinados, con sus importantes yacimientos arqueológicos, auténticos tesoros de la historia de este país, y sus acantilados sobre un mar que varía entre el verde y el turquesa, según los reflejos de la rica vegetación de estas tierras. Un verdadero vergel iluminado por la luz del Mediterráneo y una costa bellísima que ha sido protagonista en la historia de este país.
viaje-familiar-en-la-Toscana
Disfrutar de unos días de vacaciones en Populonia nos ha permitido descubrir el legado de esta rica ciudad minera que fue el epicentro de la transformación y el comercio de hierro. Para los niños ha sido toda una experiencia, y una buena lección de historia, accediendo a la Acrópolis de Populonia, en el punto más alto del promontorio, donde aún se conservan importantes restos arqueológicos. Pero sin duda, lo más llamativo de este ‘baño’ de historia ha sido conocer la necrópolis de San Cerbone, construida sobre el mar.
Al recorrer estos parajes en bicicleta, vamos abriendo nuestros pulmones y vamos percibiendo, con cada vez mayor intensidad, bocanadas de aire perfumadas por los deliciosos aromas de esta región italiana.
toscana-paisaje
Este viaje en familia a la Toscana nos ha permitido incluir algunos destinos ‘a medida’, como la excursión que hicimos con los niños a la Isla de Elba, en el archipiélago toscano, que nos recibió con sus impresionantes playas de arena y nos regaló una jornada muy placentera, de puro relax para nosotros y juegos sin descanso para los niños.
De vuelta a la costa Toscana hemos aparcado las bicicletas para seguir haciendo ruta a lomos de un caballo.
Otra experiencia inolvidable para todos.
Pero sin duda uno de los grandes placeres de este viaje en familia nos lo ha proporcionado la villa típica toscana en la que nos hemos alojado. Una villa rural con mucho carácter y con un estilo genuino que ha sido nuestra casa de vacaciones.
viaje-en-familia-a-la-Toscana-y-la-costa-Etrusca
En un entorno incomparable, con todas las comodidades y, a la vez, con un trato humano que nos hacía sentir como en familia, nuestra villa Toscana nos ha regalado también noches de absoluto descanso y unos desayunos sanos y sabrosos con las mejores vistas al campo. Nos hemos sentido como en casa.
Han sido las vacaciones en familia más completas y entretenidas en mucho tiempo, y no vemos el momento de volver.