TURISMO RESPONSABLE PARA UN MUNDO DIFERENTE

Un nuevo turismo responsable para un mundo diferente ha nacido. Hace una década que economistas, politólogos, filósofos y sociólogos empezaron a percibir en sus campos de investigación y de análisis una inversión del proceso de globalización.

Las nuevas tecnologías, las necesidades sociales y económicas de una población mundial en crecimiento, la simplificación y la reducción de los costes del transporte y las mejoras técnicas en este sentido crearon fenómenos nuevos, tan de nuestro tiempo como los viajes ‘low cost’, la ‘gourmetización’ del consumo o la deslocalización de las producciones.

En 1950 el turismo internacional movía a 25 millones de personas pero en 2010 ya eran 940 millones de personas de los cinco continentes las que salieron de sus fronteras para disfrutar de sus días de vacaciones. Para el año 2020, la OMT (Organización Mundial del Turismo) pronostica un flujo de 1.600 millones de viajeros internacionales. Los destinos de Asia Oriental, Pacífico, Asia meridional, Oriente Medio y África aumentarán su flujo de visitantes en un 5% cada año dentro de la misma prospección temporal.

Madagascar

En la actualidad, el turismo de masas aún representa el cuarto motor de la economía mundial después de la producción de combustibles, de la industria química y la automotriz. Sin embargo, la popularización y la masificación de todas esas experiencias en todo el mundo parece que ha tocado techo. El público está dando la espalda a los viajes atropellados, al estar en lugares célebres pero hacerlo ausente de sus verdaderas esencias, a ver pero no comprender lo que se ve, en definitiva a lo que ha dejado de ser natural…

Turismo responsable

Los viajeros son hoy más conscientes de la riqueza del acto de viajar y buscan itinerarios más personalizados, a lugares que les devuelvan lo mejor de la cultura, de estilos de vida diferentes, de vivencias ajenas a su día a día y experiencias en las que sentirse parte. Viajes que dejen huella, un cambio positivo en a dónde se va y en quién los prefiere casi como una invitación.

Hoy los viajeros buscan viajes alejados de las rutas más comunes, diseñados con un respeto exquisito por el entorno natural y por las comunidades y culturas que los habitan y con las que se compartirá su día a día. Viajes sostenibles como los que propone Mint 57º, echa un vistazo a nuestra filosofía.

India

Lo llaman turismo sostenible, turismo ecológico… para viajeros responsables, pero también lo pueden llamar viajes a los orígenes. Una tendencia que se enmarca dentro de un nuevo estilo de vida, una nueva forma de pensar, una manera renovada de sentir que revaloriza lo local. Es una tendencia que acoge el deseo de volver a lo rural, vivir en el campo, cosechar tu propia comida en la terraza, relacionarse con la comunidad como en tiempos de nuestros mayores y vivir la vida a otro ritmo, con conciencia de ser parte de ella.

El cambio en el sector turístico ya es un hecho. En 2010, y según fuentes de la OMT, los viajes sostenibles se incrementaron un 7% y 693 mil millones de euros que en parte fueron a parar a lugares y comunidades que hasta ahora habían quedado prácticamente al margen de la atención internacional en todos los sentidos. A pesar de la crisis económica, este tipo de viajes diferentes ha ido creciendo hasta 2012, últimos datos globales publicados, al ritmo de un 4% ó un 5% por año, también según la OMT.

Safaris

Un turismo sostenible que cambia en un mundo que se transforma con una sensibilidad que ha llamado a nuestra puerta para quedarse con nuestra conciencia de vida. Este es un nuevo turismo, un turismo sostenible para un mundo diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *