PLAYAS DE NICARAGUA, EL PACíFICO.

Disfrutar de los espacios naturales emblemáticos de Nicaragua

La costa nicaragüense que se abre al Pacífico aviva los cinco sentidos. Las playas de Nicaragua son únicas.

Un viaje a Nicaragua para recorrer sus enclaves más emblemáticos, sus tierras de volcanes, sus selvas tropicales… y por supuesto, sus playas más espectaculares.la costa de Nicaragua en NavidadNuestro espíritu se irá inspirando por la fuerza de esta naturaleza que sigue siendo poco explorada, recorriendo con la vista sus bellos paisajes, absorbiendo el perfume de sus flores y del salitre del mar, dejándonos envolver por los sonidos animales, y por supuesto disfrutando los sabores locales, los más tropicales. Contactando con la madre naturaleza a través del tacto, de las texturas naturales de lechos volcánicos y sus tierra calientes, de la vegetación exuberante  las gotas mojadas de rocio al amanecer, y de la humeddad de una arena de playa que recuerda a la del Caribe…

En las playas del Sur de Nicaragua aún viviremos una de las escenas más mágicas de nuestro viaje, de esas que no podremos olvidar, uno de los momentos más emocionantes que nos regalan las tortugas paslama, en la Playa La Flor.
Nicaragua-tortugaLa playa de la Flor, es un verdadero santuario de la naturaleza, en una de las siete playas de todo el mundo a la que acuden estas tortugas marinas a reproducirse y desovar. Un lugar en el que podemos vivir el nacimiento de cientos de tortuguitas que rompen el cascarón y dan sus primeros y torpes pasos hasta las aguas del Océano Pacífico. En esta playa impresionante, contemplaremos atónitos -y en silencio- tan bello espectáculo.

Otra gran experiencia será salir a navegar a mar abierto desde Playa Maderas. Sobre nuestra embarcación podremos avistar tortugas, ballenas y delfines, y nos volveremos a sentir como niños con las emociones que nos produce poder ver a tan magníficas especies marinas en su hábitat natural.viaje nicaragua costa surPlaya Maderas es una de las playas más atractivas para los amantes del surf, y además es el lugar perfecto para descansar sobre una hamaca, relajarse con el sonido del mar de fondo, respirar el aire yodado y disfrutar de algunas otras riquezas naturales, como los árboles de Sacuanjoche, la flor nacional, que aquí crece exultante.

Nuestra tercera parada costera es Majagual,  junto a Playa Maderas y ofrece unas vistas impresionantes. Este es otro de esos lugares excepcionales para relajarnos y disfrutar del atardecer, de unas magníficas puestas de sol que juegan con las siluetas de sus sugerentes formaciones rocosas. Una escena que nos cautivará.
nicaragua-san-juan-del-sur

Nicaragua, un destino de naturaleza, playa y experiencias todavía por descubrir. ¿Te vienes con nosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *