VIAJE ETNOGRáFICO A BENíN Y TOGO, EN BUSCA DE EL ORIGEN DEL VOODOO (VUDú)

Un viaje en grupo con el que descubrimos la esencia de África y el origen del voodoo

Benín es el único país en el mundo en el que el Gobierno reconoce una religión animista. El voodoo o vudú, el cristianismo e islamismo son las tres religiones oficiales de este país y conforman un auténtico crisol cultural que vamos a descubrir en este increíble viaje etnográfico a Benín y Togo.

Nos esperan paisajes espectaculares y entornos naturales muy diversos que beben de esta luz intensa y característica del cielo africano, pero sobre todo, nos esperan experiencias únicas de convivencia con etnias ancestrales que conservan la verdadera esencia de África, la historia viva de este continente.

viaje antropológico a Benín y Togo

Viajamos en grupo a Benín y Togo y, entre nosotros, el fotoperiodista Pepe Pont, que ha decidido escribir sobre la tradición y significado de los tatuajes de los Holi, uno de los clanes del territorio Yoruba, con quienes compartimos una doble jornada de nuestro viaje, con quienes recorremos campos y bosques sagrados y con quienes pasamos una noche mágica, hospedados en sus características casas de bambú.

Las fotos de Pepe Pont son increíbles…

descubriendo el vudú en un viaje antropológico a Benín y Togo

Por mi parte, he decidido adentrarme en el vudú para conocerlo. Reconozco que tenía ciertos prejuicios y una imagen un tanto distorsionada de esta religión, siempre relacionada en el mundo occidental con la magia negra, con muñecos de trapo y alfileres y con hechizos y brujerías…

Viajar hasta Benín supone viajar a los orígenes de esta creencia ancestral que otorga vida y poderes divinos a cada elemento del entorno, a las rocas, a los árboles, los animales, los fenómenos atmosféricos… espíritus presentes en todas sus acciones cotidianas y con los que conectan a través del baile.

tras los orígenes del vudú en un viaje a Benín y Togo

Supone también entender las diferencias de la religión vudú, con unos 4.000 años de antigüedad, y sus distintas evoluciones, como el hoodoo, una mezcla de religiones tradicionales africanas, vudú incluido, con catolicismo, magia europea, satanismo y brujería; o la santería cubana, fruto de la mezcla de las creencias yorubas y el catolicismo; el candomblé, típico de Brasil y que surge de las influencias de culto vudú y de los orishas con el cristianismo…

Benín fue el epicentro de la trata de esclavos, desde allí se extendía a América la cultura africana y por allí se adentraban al continente negro las influencias de portugueses, ingleses y franceses, que dominaban estos mercados de personas.

Viaje antropológico a Benín y Togo

El cómo los esclavos eran obligados a olvidar sus tradiciones y a comulgar con las imposiciones de sus señores creo que ya lo sabemos todos… Y el cómo esta religión originaria del África negra fue evolucionando hacia estas múltiples vertientes, bebiendo de las influencias del catolicismo, está hoy a la orden del día en todo el continente americano dónde se mantienen y practican estas creencias.

Tras este inciso, estamos preparados para presenciar una de estas mágicas ceremonias a la que hemos sido amablemente invitados… El vudú, o vodún, o vudún, (en inglés voodoo o voodou), significa ‘espíritu’, ‘alma’ o ‘fuerza en fongbé, la lengua de la etnia Fon.

Benin- Sur - Ritual vudu cerca de Ganvié 2ok

Las almas de los difuntos habitan en el mundo de los vivos en forma de animales, de plantas, de árboles. Es con los espíritus de sus antepasados con quienes hablan mientras danzan sin descanso, en una especie de trance al que llegan mediante los rítmicos movimientos de su cuerpo, obtienen respuestas y alcanzan la paz en sus almas…

Somos espectadores de una ceremonia de iniciación vudú cerca de Ganvié, dónde los tofi se refugiaron huyendo del comercio de esclavos en el siglo XVIII y dónde consiguieron conservar intactas sus tradiciones y creencias.

Por mi parte puedo decir que he asistido a uno de los rituales más impresionantes de mi vida. Soy incapaz de trasmitir todas las emociones vividas durante esta hipnótica ceremonia, quizá porque yo también he llegado a un estado en el que no he sabido distinguir muy bien lo real de lo mágico.

el interior de la casa de un sacerdote vudú en Benín Me traigo esta increíble experiencia a casa, también un amuleto que ha sido bendecido por un sacerdote animista en el poblado de So-Tchanhoué (Sotchankoue) y que dice, me protegerá. Y aunque no creo en el poder de los fetiches, es difícil salir de Benín sin dejarse atrapar por alguna de estas representaciones materiales del vudú.

En todos los poblados, en los mercados, en cualquier rincón de este bello país encontrarás los ‘pwen‘, estos mágicos objetos elaborados con distintos elementos, a veces con forma humana, que sirven para atraer espíritus y tienen un efecto protector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *